La Sábana Fantasma

Un producto de diseño original pensado en cubrir las necesidades de padres y chicos.
Recomendado para usar con niños desde 6 meses o 5kg hasta los 4 años.

La Sábana Fantasma viene en 3 medidas:

– Tamaño 60 x 120 cm

Para cunas.

– Tamaño  80 x 140 Cm

Para cunas funcionales.

– Tamaño 90 x 200 Cm
Para cama de una plaza

IMPORTANTE:

Si el niño no puede ponerse de pie, el tamaño de la sábana no es la adecuada para la cama y colchón en cuestión

* Disponibles solamente en blanco.
* No es un producto apto para mayores.
* Lavado: Las sabanas son lavables en temperatura recomendada a 30ºc

 

Sábanas de seguridad para niños: más cómoda, imposible.

Las habitaciones de los más pequeños de la casa con las más difíciles de adecuar, y es que los niños tienen necesidades muy específicas que no siempre es cubrir correctamente mediante el uso del mismo producto que usan los adultos. La problemática más grave suele encontrarse en el momento de escoger la ropa de cama de tus hijos: las sábanas que tienes en casa siempre quedan grandes o pequeñas respecto al tamaño de su colchón, y tienes miedo de que se muevan durante la noche y puedan caerse o golpearse contra algo. En este caso, queremos darte a conocer un producto que lleva mucho tiempo en el mercado (¡parece mentira! que no la conoces) y que mejorará tanto la comodidad como la seguridad de los más pequeños: la sábana fantasma.

La sábana fantasma es un tipo de sábana para niños que se integra de manera inapreciable en la sábana bajera de su colchón. A grandes rasgos, este producto puede definirse como una tela altamente elástica y que se coloca en la parte superior del colchón, en el lugar normalmente reservado para la sábana con la que ellos se cubren durante la noche. Se trata de un dispositivo que queda fijado al propio mueble y que no se desplaza en ningún momento, evitando que el niño sufra las típicas molestias de pasar frío o calor durante la noche, con la consiguiente dificultad para dormir y la necesidad de taparse y destaparse constantemente.

Este tipo de sábana para niños ofrece un diseño innovador y un funcionamiento muy sencillo. A muchos niños este diseño les parece divertido, ya que en el momento de dormir se “meten” en él como si de una segunda piel se tratara. La sábana fantasma tiene una pequeña cremallera, que se abre para colocar al niño en el lugar deseado de la cama. Él se introduce en la abertura dejada por la cremallera de la misma forma que si se pusiera una camiseta: los brazos quedan fuera de la cama, mientras que todo el torso y piernas queda perfectamente protegido en su interior.

Uno de los aspectos de la sábana fantasma que más preocupa a padres y madres es si el niño que la utiliza tiene libertad de movimientos. Este también es uno de los elementos a los que más atención se pone, y es que la tela altamente elástica permite que su ocupante se mueva sin sentirse agobiado o enclaustrado. Igualmente, el niño puede dormir sin problemas en la posición que quiera: de lado, hacia arriba, hacia abajo… El único movimiento que limita esta sábana es el de rodar sobre sí mismo, con el que acabaría cayendo de la cama.

La importancia de la seguridad con la sábana fantasma
La seguridad es el factor más importante que debemos tener en cuenta cuando estamos cuidando de nuestro pequeño en casa. ¿Por qué? Pues por la simple y sencilla razón de que es un nuevo y tierno habitante de este mundo, el cual, requiere de todo tipo de cuidados y de nuestra guía, cariño y amor durante toda su vida.

Uno puede pensar que la seguridad solo debe de ser contemplada cuando nuestro pequeño hijo juega afuera, pero no, puesto que hasta al dormir, nuestro bebé necesita sentirse amado y protegido por papá y mamá.

¿Cómo puedo cuidar a mi bebé en sus horas de sueño?

La mejor manera de cuidar a tu bebé mientras duerme es con el uso de las sábanas fantasma. Las sábanas fantasma son una manera fácil y sencilla de proteger a tu pequeño bebé en sus horas de sueño, al mismo tiempo que lo dotas de comodidad y de entrenamiento previo para su gran salto hacia una cama para niños grandes.

Seguramente las has visto mientras buscabas modelos de sábanas para bebé; y es que las sábanas fantasma se han vuelto muy populares en los últimos años por los beneficios que proveen tanto a bebés como a padres de familia.

Beneficios de las sábanas fantasma

Si estás viendo modelos de sábanas para bebé y no te decides aun por cual adquirir, te sugerimos que sigas leyendo para aprender los beneficios que las sábanas fantasma pueden ofrecer a todos aquellos que las adquieran.

Hemos recopilado las 4 ventajas o beneficios principales de este modelo de sábanas para bebé y te lo mostramos a continuación.

– Educación
Todos sabemos que un bebé desea ser grande, pero no quiere hacerlo sin la ayuda de papá y mamá. Las sábanas fantasma se encargan de esto al dotar de confianza y seguridad a tu bebé para que pueda dar ese gran salto de cuna a cama normal.

– Comodidad
En cualquier temporada del año, la sábana fantasma es mucho mejor que los saquitos de dormir. Ya que tu bebé no sufrirá de frio ni calor. Además, puede usarla mientras vaya creciendo.

– Seguridad
La sábana fantasma provee de tranquilidad a los padres, puesto que basta con introducir al pequeño en el chaleco que se encuentra en la parte central de la sábana para asegurarse que no caerá ni se lastimara. ¡Adiós vallas protectoras!

– Lista para el viaje
Cuando salimos con bebés, el viaje se llena de objetos pesados, tales como la cuna de viaje; sin embargo, con el uso de una sábana fantasma este problema se termina de una manera segura y eficaz.